Crónica Asturias.

Crónica Asturias.

El Ayuntamiento de Oviedo da luz verde a las ordenanzas fiscales de 2024

El Ayuntamiento de Oviedo da luz verde a las ordenanzas fiscales de 2024

El pleno del Ayuntamiento de Oviedo ha aprobado inicialmente este viernes la modificación de las Ordenanzas de Tributos, Precios Públicos y Prestaciones Patrimoniales de 2024, con los votos favorables del PP, la abstención de Vox, y el voto contrario del PSOE y Convocatoria por Oviedo-IU.

La concejala de Economía, Transformación Digital y Políticas Sociales del Ayuntamiento de Oviedo, Leticia González, ha defendido la propuesta del Ejecutivo local, explicando que las ordenanzas fiscales para el próximo año persiguen facilitar el desarrollo económico y empresarial de la ciudad, la generación de empleo y riqueza y la protección a los ciudadanos. También buscan "garantizar" que los ingresos permitan mantener los "excelentes" servicios públicos y de atención a los ciudadanos del Ayuntamiento.

Este proyecto tiene en cuenta la situación económica, el incremento de la inflación y los costes energéticos y de materias primas, que generaron un efecto "muy negativo" en la situación económica de los ovetenses y afecta a la actividad empresarial, con un efecto "directo" en la recaudación y el presupuesto municipal.

Para el próximo ejercicio, ha explicado la edil, el Ejecutivo local reduce la presión fiscal y no repercute el incremento de los costes a los ciudadanos. El proyecto prevé la bajada del IBI diferenciado del 1 por ciento actual al 0,94% y bonificaciones para la reforma o adecuación de locales para dedicarlos a actividades comerciales. También incluye la reducción de cinco a tres años del periodo en el que se bonifica el 50% del IBI a las comunidades de vecinos y propietarios que instalen plantas fotovoltaicas en sus edificios.

El texto aprobado incluye dos enmiendas del PSOE. Una que incrementa la bonificación en los derechos de examen para desempleados y otra que las sube al 90% para personas con discapacidad. Incorpora también una de Vox relativa a una bonificación para la instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos.

Durante el debate, el portavoz de Convocatoria por Oviedo- IU, Gaspar Llamazares, ha mostrado su "mano tendida" para un acuerdo futuro en materia presupuestaria, aunque ha dejado claro que su modelo tributario y de ciudad no coinciden. Así, ha remarcado que las ordenanzas fiscales continúan con la idea de que "todos los ciudadanos paguen lo mismo" independientemente de su renta. "No nos parece progresivo", ha remarcado, criticando que se rebaje el IBI diferenciado.

Estas ordenanzas, ha agregado, "son un corsé" para el Ayuntamiento. Frente a ellas ha defendido un modelo que incluya un plan de choque en materia de vivienda, la revisión y evaluación de los servicios públicos y una mayor flexibilidad en las ordenanzas para abordar los retos de transformación de Oviedo.

Por su parte, la portavoz de Vox, Sonsoles Peralta, ha señalado que la propuesta del Gobierno local es "escasa" y "poco ambiciosa" teniendo en cuenta la situación de las familias ovetenses. "Creo que los ciudadanos esperaban mayor esfuerzo para aliviar la situación", ha dicho, defendiendo una bajada generalizada de impuestos y tasas.

Peralta ha pedido además que se suban "al máximo" las bonificaciones para los ovetenses para facilitar además que las empresas se asienten en la capital del principado. "Tenemos que ser un municipio atractivo fiscalmente", ha defendido. También ha reclamado la supresión de la plusvalía y que cuando se diseñen las ordenanzas sirvan para "proteger a todas las familias".

Para el concejal del Grupo Municipal Socialista Javier Ballina, las ordenanzas que se presentan hoy "no ofrecen un proyecto equilibrado para la ciudad", sino que hacen un "sesgo" hacia determinados sectores "privilegiados" con el IBI diferenciado. Ha criticado que esta sea la mayor reducción del proyecto de ordenanzas, que supondrá una merma de medio millón de euros.

Ha lamentado Ballina que ese "compromiso" en la reducción de impuestos no se extiende a los sectores más desfavorecidos de la ciudad. También se ha mostrado crítico con la reducción a tres años de la bonificación por instalación de placas solares, asegurando que "no es justo ni coherente" con el objetivo de transición ambiental.

El edil socialista ha lamentado que no se haya "negociado más", aunque ha dicho que las conversaciones en torno a las ordenanzas "ponen las bases" para poder llegar a acuerdos en el futuro.

González, por su parte, ha replicado a IU y PSOE que el IBI diferenciado "no es el IBI de los ricos" sino el que afecta a aquellos que generan empleo. Respecto a las críticas por la reducción del plazo bonificado por la instalación de placas, la edil de Economía ha explicado que es necesario "reducir mínimamente el plazo" por el impacto que ha tenido en la recaudación ante la elevada respuesta de los vecinos de Oviedo.

Cuando el PP llegó al gobierno, ha explicado, la bonificación existente no conseguía el fin propuesto, por lo que se subió la bonificación al 50 por ciento. "Ha sido tal el impacto que se ha multiplicado la inversión fotovoltaica y nos vemos ahora obligados a reducir mínimamente el plazo para no comprometer la viabilidad presupuestaria del Ayuntamiento", ha resumido.