Crónica Asturias.

Crónica Asturias.

Rouco de Vox denuncia traición de Moriyón de Foro y exige su renuncia por dañar a Gijón

Rouco de Vox denuncia traición de Moriyón de Foro y exige su renuncia por dañar a Gijón

OVIEDO, 4 Oct.

La concejala de Festejos del Ayuntamiento de Gijón, Sara Álvarez Rouco (Vox), ha emitido una nota de prensa en la que critica la decisión de la alcaldesa, Carmen Moriyón (Foro Asturias), de dejar a Vox fuera del gobierno local y le exige su dimisión.

En las últimas elecciones locales de Gijón, el PSOE obtuvo la mayoría de los escaños, con 9 puestos, seguido de Foro (8), PP (5), IU (2), Vox (2) y Podemos (1). Para conseguir la alcaldía, Moriyón necesitó los votos de Vox y después de una negociación, Foro, PP y Vox gobernaron en coalición. Hasta ahora.

En una comparecencia en la que no admitió preguntas, Moriyón anunció su decisión y acusó a Vox de priorizar sus intereses sobre el bienestar general.

Álvarez Rouco, por otro lado, admitió preguntas y acusó a Moriyón de mentir y mostrar su verdadera cara al querer los votos de Vox solo para convertirse en alcaldesa. Además, lamentó que esta maniobra traiciona la voluntad de la mayoría de los gijoneses de centro-derecha expresada en las urnas.

Moriyón también criticó las declaraciones de Álvarez Rouco sobre el Festival Internacional de Cine de Gijón y acusó a la concejala de Vox de paralizar el funcionamiento del gobierno municipal. Según Álvarez Rouco, Moriyón fue la que evitaba reunirse con Vox a pesar de sus múltiples solicitudes.

La concejala de Vox señaló que Moriyón incumplió lo pactado, como la rebaja prometida del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), y que está aceptando las imposiciones del PSOE. Además, le preguntó a la alcaldesa dónde quedaba la libertad de las personas representadas por Vox y la acusó de abuso de poder, autoritarismo y de recurrir a piruetas políticas.

Álvarez Rouco concluyó que Moriyón ha perdido toda seriedad, credibilidad y prestigio, y que no se puede confiar en ella. También criticó a Foro Asturias, considerándolo un partido hostil, bronco e incumplidor, y recordó que Moriyón llegó a la alcaldía con una mentira.